La buena memoria de Homero Pinocho Gorrión de la Montaña

Por Pinocha Girasol Gepetto
Historiadora

El padre de Amapola Pinocha Del Valle, el Homero II de la Familia Gorrión de la Montaña, falleció en 1994, a los casi 88 años de edad, con la condición de alzheimer. Hasta el último día en que estuvo consciente y pudo hablar, Homero estuvo recitando décimas y poemas a los doctores, enfermeras, familiares y amigos.

Amapola Pinocha me dijo que ella había observado en el hospital, en varias ocasiones, algunos ancianos con alzheimer diciendo cosas que recordaban de su infancia y juventud de las cuales sus familiares se avergonzaban al escucharlos. Ella sabe que su abuelo, el Homero I de la Familia Gorrión de Las Tierras Nuevas componía décimas y que Homero escuchó poesías desde su “cuna-coy”. Amapola se puso filosófica y me dijo: si los niños aprenden a registrar expresiones bonitas en su memoria los adultos con alzheimer dirán cosas bonitas “si pierden la memoria”.

Amapola Pinocha y sus hijos habían grabado algunos de los poemas recitados por Homero y hoy compartimos con los lectores el poema tradicional de versos encadenados Buena es la buena memoria en la versión que Homero recordaba:

Buena es la buena memoria
porque con ella te acuerdas,
cuerda la de San Francisco
Francisco que no es Esteban,
Esteban es un santo mártir
mártir son los que rezan,
rezan los santos maitines
maitines no son completas,
completas tiene mil mañas
maña la de un hechicero,
hechicero es el que urde
urde el tejedor la tela,
con la tela se hace cedazo
el cedazo harina cuela,
cuela la mujer que lava
las que lavan no son puercas,
las puercas tienen cochinos
los cochinos comen yerba,
la yerba nace en el trigo
el trigo luego se ciega,
el que es ciego no ve nada,
y el que nada no se ahoga.

This entry was posted in Familia, Tradiciones, vida campesina and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *