Amapola y su nieto

Por Pinocha Girasol Gepetto (Historiadora)

Desde que su nieto, Apa Mario Pinochín nació, Amapola ha tenido la satisfacción de verlo a menudo y ayudar a cuidarlo. Lo cuidó a tiempo completo en su casa en la finca Majubrí, cuando éste tenía tres (3) años de edad en el segundo semestre del año 2006. Su mamá estudiaba para obtener un Grado de Maestría en Arquitectura y su papá trabajaba en una compañía de Arquitectura, ambos permanecían durante la semana en el área metropolitana.

Amapola adaptó su cuido al estilo “Escuela del Hogar (“Home Schooling”) y en los veranos organizaba actividades con el nombre de “Campamento Abu-Ita”. Una de las actividades que llevó a cabo, ayudada por “Abu Juan”, fue una excursión a un mogote, parte del cual era de su propiedad, y quedaba detrás de la casa. En esa ocasión el objetivo era llegar hasta el árbol más alto de la finca: un Yagrumo con hojas verdes y plateadas las cuales, al caer a la tierra y secarse, mantenían su belleza.

Inspirada por las experiencias de las excursiónes al mogote, en el verano de 2011 Ita Amapola escribió un cuento titulado “Día de picnic en Campamento Abu-Ita” *

Actalmente, por razones de salud, Amapola está residiendo en USA en casa de su hijo menor Martín Pinocho Bailarín. Apa Mario, ahora con quince años (15 ) de edad, reside con sus padres en un apartamento en la misma urbanización en que viven sus tíos. Familiares de Amapola constituyen al presente parte de la llamada “diáspora puertorriqueña” , individuos y familias que han tenido que emigrar por razones de la crisis económica por la que atraviesa la Isla de Puerto Rico. Los padres de Apa Mario emigraron a USA en el 2014, años antes del azote del Huracán María en la Isla (2017).

Amapola Pinocha recuerda con nostalgia los días que pasó en la Finca Majubrí y las actividades con su nieto. Con una triste alegría, porque no sabe cuánto tiempo Pinocho Dios le permitirá permanecer en el Planeta Tierra, ella está planeando cómo compartir el mayor tiempo posible con su nieto. Ayer lo invitó a reunirse una hora con ella para dedicarla a planear las actividades del Verano que se acerca.

Amapola le preguntó a su nieto si él sabe que, al igual que ocurrió con su bisabuela Micaela, algún día, no se sabe cuán lejano, su abuela no estará en el Planeta Tierra. Él asintió con firmeza, formalidad y comprensión y, diciendo “Sí Ita, lo sé”, le dio un fuerte abrazo.

Amapola le mostro a Mario, en la pantalla de la computadora, su Blog Pinocha.net y empezó a explicarle los objetivos de este Proyecto. Le fue explicando el significado de un Blog y como acceder a sus secciones y publicaciones. A ella le gustaría que su nieto pueda invitar a otros familiares (especialmente a sus primos hermanos) a visitar Pinocha.net y contarles sus conversaciones con “Ita” en torno al mismo cuando “ella no esté”.

La mencionada reunión con su nieto produjo mucha satisfacción y gran alegría a Amapola. A él le gusta mucho hablar con su abuela y ambos tienen muchos intereses en común. Con mucha facilidad y rapidez acordaron los temas y proyectos para el Verano 2019 y quizás podrán producir materiales que se puedan publicar en este Blog.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

2 Responses to Amapola y su nieto

  1. Katherine Torres says:

    Excelente iniciativa! Amapola una abuela única, amorosa y dedicada a la enseñanza. Éxito

  2. Dalimar Sànchez-Rivera says:

    Hola querida y respetada profesora. Me encanta leer su blog. Espero que se sienta mucho mejor. Saludos y abrazos de mi parte a todos.
    Con amor, Dalimar

Leave a Reply to Katherine Torres Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.