Poema sobre la historia de una planta por Manuel Fernández Juncos

Por Pinocha Girasol Gepetto, historiadora

Amapola Pinocha Del Valle siente mucha emoción cada vez que abre un libro de los que ella usó cuando era niña y relee sus poesías.  Recuerda que ella y sus hermanas, Canita Pinocha y hermana Grandota, se acostaban en el pasto frente al balcón de su casita de madera, donde colocaban una manta y recitaban, mirando el cielo y las estrellas. El cielo se veía hermoso y las estrellas brillaban relucientes porque, al no tener servicio de energía eléctrica, su visión del firmamento no tenía interferencias artificiales.  En estos días, hemos  estado publicando en el Blog temas sobre la fauna y la flora de nuestra Isla Del Coquí.  Hoy publicamos el poema de Manuel Fernández Juncos, Una historia*en el que se explica, de manera sencilla, cómo una semilla se convierte en planta.  Todos los adultos llevamos un niño en nuestro interior y, recordar las poesías infantiles cuando estamos en la etapa adulta, nos ayuda a rescatar las cosas bellas y buenas del pasado para alegrar y alimentar nuestro presente.

Tomado del libro El niño y su mundo, Libros para el pueblo-Núm. 7, División De Educación De la Comunidad, Departamento de Instrucción Pública de Puerto Rico, Editor René Marqués, Segunda edición 1966, página 35.  Las ilustraciones de este libro fueron hechas por Lorenzo Homar, José Meléndez Contreras, Francisco Palacios, Félix Bonilla, José M. Figueroa, Eduardo Vera y Luis Germán Cajigas.  No sabemos cuál de estos artistas es el autor de la ilustración de esta página.

This entry was posted in Arboles de Puerto Rico, Poesías and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Poema sobre la historia de una planta por Manuel Fernández Juncos

  1. Laly says:

    Saludos! Este libro del niño y su mundo, aún se consigue? Donde?

  2. Yohanan Rodriguez says:

    Mi querido padre (que en paz descanse) leo este poema cuando estaba en el 4 grado al rededor de 1926, en Aguas Buenas (Barrio Juan Asencio), su maestro era, Mr. Montijo. Cuando ya viejito recito dicho poema y yo lo anote, con la intención de preservar su historia. Hace poco (Julio 2017) hice una buscada y me di cuenta que el autor era el famoso Manuel Fernandez de Juncos. Siendo el, me motivo ha leer sobre su vida, que persona increíble.
    Cada vez que leo dice poema, me da gana de llorar, que poema tan simple, pero ha misma vez muy visual y precioso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.